Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tipos de remaches: una guía detallada de los tipos de remaches y sus usos comunes

Los remaches son un componente esencial en la industria manufacturera. Su capacidad para soportar cargas de tracción y esfuerzos cortantes los hace insustituibles en la fabricación.
HITOP / Blog / <a href="https://hitopindustrial.com/es/tipos-de-remaches/" title="Tipos de remaches: una guía detallada de los tipos de remaches y sus usos comunes">Tipos de remaches: una guía detallada de los tipos de remaches y sus usos comunes

Los remaches son un componente esencial en la industria manufacturera. Su capacidad para soportar cargas de tracción y esfuerzos cortantes los hace insustituibles en la fabricación. Se utilizan para conectar un material con otro. Los remaches pueden encontrar su uso en la construcción de viviendas y en la fabricación de submarinos. 

La aplicación de los remaches puede depender de su diseño y material de fabricación. Son capaces de unir materiales pesados de uso industrial con materiales ligeros de uso estético. Los remaches suelen martillarse o aplicarse con herramientas especiales. A medida que se instalan en los materiales, el eje se divide o expande para formar una junta permanente en el lugar. 

Este artículo analizará varios tipos de remaches y sus usos para comprender mejor su uso y aplicaciones. 

¿Qué son los remaches?

Los remaches son componentes metálicos o de aleación que resultan útiles para unir mecánicamente metal, madera o piezas de plastico. La industria de la construcción y la fabricación depende en gran medida de los remaches para la fijación. Los remaches tienen un diseño simple de una cabeza gruesa y una cola larga en un extremo que está hecha de metales resistentes.

¿Qué son los remaches?

La cabeza del remache tiene un diámetro mayor que el cuerpo/vástago cilíndrico. Puede parecer similar a un alfiler de metal. Algunos metales comunes para hacer remaches son el acero, el latón, el cobre y el aluminio. Algunas personas pueden confundir los remaches con pernos y tuercas, pero necesitan un ensamblaje diferente. 

Los remaches forman uniones permanentes que son más fuertes a medida que se deforma la cola (cabezal de taller). Por otro lado, las tuercas y los tornillos forman uniones temporales y se pueden quitar.

Beneficios de usar remaches 

  • Robusto y duradero: los remaches sólidos brindan conexiones fuertes que duran años. Las conexiones remachadas no se aflojan debido a la vibración o la fuerza repetida.
  • Fácil de instalar: los remaches son fáciles de instalar y se pueden aplicar en un minuto con las herramientas adecuadas. 
  • Fácil accesibilidad a las juntas: la instalación de remaches es posible desde un solo punto de acceso y superficies de contacto. Esto permite que un único punto de instalación una dos superficies incluso con acceso limitado. 
  • Asequibles: Son de bajo costo al unir dos superficies de forma permanente en lugar de depender de pernos y tuercas. 
  • Menos dañino: Cuando se eliminan las uniones remachadas, hay menos daño en comparación con los materiales soldados.

La desventaja de usar remaches

  • No puedes usar remaches cuando tienes que desmontar las uniones, ya que los remaches forman uniones permanentes al deformar las colas. 
  • El proceso de instalación es ruidoso debido al martilleo continuo.
  • Los remaches pueden formar una unión permanente, pero se considera que la soldadura es una mejor opción para fusionar dos metales. 
  • Cuando las conexiones se realizan mediante remaches, estos no ofrecen estanqueidad. Por lo tanto, no se puede observar un sello hermético.  
  • Tendrás que sumar el coste de la mano de obra al instalar los remaches.

Comprensión de varios diseños de remaches

Los remaches se utilizan para diversos fines; por lo tanto, su diseño se modifica según eso. Estos diseños pueden afectar la resistencia, el atractivo estético y los requisitos de material. A continuación se muestran algunos tipos comunes de remaches: 

Comprensión de varios diseños de remaches

Remaches sólidos

Estos se encuentran entre los remaches más comunes debido a su diseño y proceso de instalación fáciles de ensamblar. Disponibles en diferentes tamaños y suavidades, ofrecen una amplia gama de opciones. Para la instalación se puede utilizar un simple martillo y una herramienta de engarce empujando el eje sólido dentro del material impactando la cabeza. Estos remaches están fabricados con aluminio, acero y cobre; por lo tanto, son lo suficientemente fuertes como para usarse en máquinas, construcción, barcos, electrónica y aviones. 

Remache de cabeza a presión

Tienen alta resistencia y pueden usarse en fabricación y construcción. Están diseñados con una cabeza sólida y fuerte que puede medir hasta 0,7 pulgadas con un vástago de 1,6 pulgadas de diámetro. Son útiles para unir objetos grandes. 

Remache de cabeza plana

Estos remaches están diseñados con una cabeza redondeada e inclinada. Esto asegura un agarre firme al unir los dos materiales. Pueden estar fabricados en acero, latón, cobre, aluminio, acero inoxidable y carbono. Estos son los más adecuados para fines de construcción.

Remaches ciegos/pop

Se trata de remaches tubulares con un mandril que se fija en el centro de la cabeza. A medida que se aplica la fuerza para la instalación, la cabeza del mandril se expande y entrelaza el material. Esto asegura una unión sólida y permanente. Estos remaches son fantásticos cuando no se puede acceder al final de la unión. Las aplicaciones principales se encuentran en la electrónica, la industria aeroespacial y la construcción naval. 

Remaches de accionamiento

Estos remaches tienen un diseño sencillo con un mandril unido al centro. Puede utilizar un martillo para instalarlos, ya que el mandril es fácil de introducir en los materiales. Puede utilizar estos remaches para instalaciones de decoración del hogar cuando la lámina de metal no tenga un orificio que atraviese todo el objeto. 

Remaches divididos

Se trata de remaches autoperforantes ideales para plástico, cuero y madera. Los remaches partidos tienen cuerpos partidos con puntas afiladas para crear agujeros y atravesar materiales. Puede que no sean adecuados para materiales que soporten cargas pesadas, pero funcionan para unir dos materiales diferentes. Estos remaches se bifurcan cuando se aplica fuerza y crean una unión.

Remaches autoperforantes

Estos son los remaches más fáciles de instalar ya que no necesitan un agujero en el material para su instalación. Puede autoperforar el material con algunos golpes y golpes. Cuando entran en la capa superior del material, miran a medias el material que se encuentra debajo. Esto asegura que los dos materiales estén conectados cuando la cola se extiende y entrelaza los dos materiales. Estos remaches son excelentes para unir dos materiales diferentes que estarán expuestos a altas tensiones. 

Remache roscado

El mandril de estos remaches es roscado para una fácil instalación. Además, la parte externa está diseñada para quedar plana sobre los materiales que se conectan. Se puede utilizar una herramienta sencilla para instalar estos remaches con cabezas hexagonales o circulares. Estos pueden usarse en la fabricación aeroespacial, de automóviles y industrial. 

Remaches de mandril

Estos remaches tienen un diseño de repisa dentado con muescas previas. Son fáciles de instalar con una aplicación de fuerza directa para llegar al otro lado del material. Por lo general, tienen una fuerza de sujeción constante y un ajuste radial apretado. 

Remaches tubulares

Los remaches tubulares tienen un diseño variable con una cabeza simple, un vástago y un tubo parcialmente hueco. Pueden ser huecos por dentro para pasar los materiales que se van uniendo. Estos remaches están fabricados con materiales dúctiles para garantizar la flexibilidad. Los remaches tubulares se utilizan principalmente en dispositivos eléctricos.

Remaches al ras

Los remaches al ras tienen un atractivo estético ya que están expuestos a la superficie. También se denominan remaches avellanados con cabeza avellanada y agujeros. Este diseño los hace adecuados para superficies metálicas acabadas. Estos remaches son ideales para aplicaciones aerodinámicas debido a su diseño y atractivo estético.

Remaches de bloqueo por fricción

Estos remaches de varias piezas tienen un vástago largo y una funda. Son ideales para ferrocarriles, automóviles y aviones. Las uniones formadas son fuertes incluso bajo alta presión y fuerza. 

Remaches de cabeza de hongo

Como su nombre indica, estos remaches tienen forma de cabeza de hongo en la parte superior y tienen un perfil bajo en comparación con los remaches normales. Por tanto, tienen pequeñas piezas de bloqueo y son útiles para unir diferentes materiales que no sean demasiado gruesos.

Propósito y uso de remaches

Los remaches sirven como herramientas de conexión en la fabricación de grandes estructuras y máquinas. Perforan un agujero en los materiales y los unen permanentemente a medida que la cola se deforma en el proceso de instalación. 

Propósito y uso de remaches

Un remache tiene una cabeza de fábrica que se fabrica durante fabricación y conectado a la cola. La cola se convierte en una cabeza de taller cuando se instala mediante un movimiento de martilleo. Este proceso de que la cola se convierta en cabeza de taller se conoce como pandeo/trastornado. Esto asegura que el vínculo sea fuerte y permanente. 

Así es como se instala el remache:

  • Paso 1: Consiga el remache que funcione mejor para los materiales que va a unir. Elija entre varias formas y recomendaciones de tamaño. 
  • Paso 2: Elija el mejor lugar para instalar los remaches en el material. 
  • Paso 3: Taladre un agujero que sea 1,5 mm más que el diámetro del remache. 
  • Etapa 4: Inserte el remache en el agujero perforado. 
  • Paso 5: El martillo es la cola del otro extremo que crea la unión permanente. Asegúrate de que la cola se extienda uniformemente, aproximadamente un año y medio de su tamaño anterior. 
  • Paso 6: La parte inferior del remache debe parecerse a la pieza de trabajo para brindar el máximo soporte. 

¿Cómo se fabrican los remaches?

Los remaches se fabrican usando Impresión 3d, maquinas cnc, y moldeo por inyección. Su material y proceso de fabricación aseguran su resistencia y durabilidad. Un método antiguo para fabricar remaches consiste en utilizar barras de metal trefiladas o metal fundido vertido en moldes. La nueva tecnología de Control Numérico Computarizado e impresión digital es una forma precisa de fabricar remaches resistentes para las industrias manufacturera y de la construcción. 

Diferentes materiales utilizados para la fabricación de remaches 

Se utilizan diferentes materiales para fabricar remaches. El más común es el acero inoxidable debido a sus propiedades materiales. Es no corrosivo y fuerte. Los materiales utilizados para fabricar remaches imparten resistencia, durabilidad, maleabilidad, ductilidad y facilidad de uso. Además de la forma del remache, el material también puede ayudar a decidir cuál será mejor para el trabajo. Discutiremos diferentes materiales a continuación. 

Diferentes materiales utilizados para la fabricación de remaches

Remaches de acero inoxidable

El acero inoxidable se encuentra entre los materiales más resistentes y fáciles de remachar. Es resistente al deterioro ya que puede soportar la corrosión por contacto con el aire y el agua. Esto hace que los remaches de acero inoxidable sean perfectos para locomotoras, automóviles y aviones. 

Remaches de acero

El acero es otro gran material con propiedades bajas en carbono. Se puede instalar fácilmente para unir varios materiales. Por otro lado, el acero con alto contenido de carbono puede requerir más ayuda en la instalación ya que tiene una moldeabilidad limitada. La elección de los remaches de acero debe realizarse en función de los requisitos de material y resistencia. 

Remaches de cobre

El cobre es conocido por ser conductor eléctrico y térmico. Esto lo hace ideal para máquinas e industrias eléctricas cuando es necesario transferir electricidad y calor. Muchos aparatos eléctricos vienen equipados con remaches de cobre para una mejor conductividad. 

Remaches de latón

El material de latón es flexible y, por tanto, muy maleable. Esto permite que se le pueda formar fácilmente varios remaches. También tiene baja fricción y, por lo tanto, puede usarse en la fabricación de electrodomésticos. El latón también es resistente a la corrosión ya que no contiene hierro ni hierro en su composición. 

Remaches de aluminio

Aluminio es otro material estándar utilizado en la construcción y fabricación. Es ligero pero resistente. Al ser maleable, el aluminio se propaga fácilmente con poca fuerza. Por tanto, los remaches de aluminio son fáciles de instalar con menos herramientas y no se deterioran con la acción de los elementos naturales. 

Remaches de plástico 

Los remaches de plástico son fáciles de fabricar y proporcionan una sujeción segura tanto para componentes plásticos como metálicos. Son resistentes a la corrosión y tienen más resistencia a la tracción. Los remaches de plástico se pueden fabricar utilizando la técnica del moldeo por inyección. Los gránulos plásticos de materiales como acetal, Delrin, polisulfona y LDPE se transfieren a moldes y se calientan para tomarlos. la forma del molde. Cuando el plástico se enfría, los remaches se expulsan de los moldes. 

Aplicaciones de remaches 

Los remaches se utilizan como herramientas de sujeción en diversas industrias, como la construcción de viviendas, automóviles, electrónica, deportes, fabricación de bolsos y joyería, por nombrar algunas. Algunos remaches sirven para materiales que soportan peso, mientras que otros sirven para uniones estéticas entre dos materiales. 

Construcción 

Como se mencionó anteriormente, los remaches se utilizan predominantemente en la industria de la construcción debido a su alta resistencia y durabilidad. Al unir dos o más materiales en la construcción, los remaches se pueden martillar para formar uniones sólidas sin el uso de ningún otro material o herramientas eléctricas. Por ejemplo, puedes unir metal y madera mediante remaches. Esto puede ayudar con la construcción de viviendas o la fabricación de muebles. 

Además de en la construcción de viviendas, los remaches pueden resultar útiles en trabajos de madera. También son útiles para unir madera con metal o sus aleaciones. Estas juntas hacen que los elementos de madera de la casa sean duraderos. 

Los techos de fibra de vidrio también utilizan remaches para su instalación y mantenimiento. Otros ejemplos son puertas, guardas, barandillas, ventanas y colgadores. Cuando los clavos y pernos no pueden ser útiles en la construcción, los remaches mantienen unidos los materiales durante mucho tiempo. 

Industria automotriz

Los remaches se utilizan ampliamente en la industria automotriz. Los remaches pueden resultar útiles para sujetar varias piezas, como componentes del chasis y paneles de la carrocería fabricados con materiales como acero y aluminio. Así es más fácil unir dos o más metales diferentes. Dado que los remaches son resistentes a la vibración y la fatiga mecánica, son ideales para aplicaciones de alta resistencia. 

Industria aeroespacial

Los proyectos aeroespaciales deben ser sólidos y fiables. Los remaches se utilizan para que sean duraderos y sólidos para funcionar sin fallas en situaciones difíciles. La construcción de aviones utiliza la técnica del remachado para unir varios componentes, formando fuertes uniones permanentes. La mayoría de los aviones tienen una carrocería de aleación de aluminio; por lo tanto, es más seguro y compatible utilizar remaches ya que el metal no se puede soldar para crear estas uniones. 

Deportes

Los equipos deportivos como bicicletas, fijaciones de piel, patines y patinetas tienen diferentes componentes que se pueden unir mediante remaches. Estas juntas les confieren una gran durabilidad y resistencia para soportar movimientos e impactos constantes. 

Aplicaciones de remaches

Industria de la joyería

La industria de la joyería está mejorando sus métodos para unir diferentes metales cambiando a métodos de unión en frío en lugar de fundir el metal. Este nuevo método es más eficiente y garantiza que no se desperdicien metales preciosos. Además, no soldar el metal y utilizar las herramientas adecuadas con métodos específicos permite al fabricante de joyas generar piezas idénticas. Ya no dependen de antiguas técnicas de soldadura. 

Terminando

Los remaches son esenciales en la construcción y la fabricación para formar uniones permanentes fuertes. Son resistentes y duraderos en comparación con tuercas y tornillos. El movimiento vibratorio no puede afectar su vínculo; por lo tanto, los hace ideales para la construcción. Puede elegir el remache adecuado entre los diseños mencionados anteriormente y agregar uniones fuertes en dos materiales. Si su proyecto requiere remaches personalizados, puede utilizar mecanizado CNC y Impresión 3d para fabricación. 

Artículos relacionados

Tabla de contenido

Publicación relacionada

Spanish

Contáctenos hoy, obtenga respuesta mañana

Tiene dos métodos para proporcionar archivos

Nota: Su información/archivos se mantendrán estrictamente confidenciales.

Hola, soy Sparrow Xiang, director de operaciones de la empresa HiTop. Mi equipo y yo estaremos encantados de conocerle y aprender todo sobre su negocio, sus requisitos y expectativas.